por.barcelona - por barcelona

Cinc Sentits C/ d'Entença

Cinc Sentits forma parte de nuestra selección de mejores Restaurantes de alta cocina en Barcelona , aquí puedes ver información, horarios, vías de contacto, teléfono, web y un mapa con su restaurante de alta cocina.

Cinc Sentits

Cinc Sentits es un restaurante en Barcelona que ofrece una experiencia gastronómica única que combina la tradición e innovación de la cocina catalana. Los clientes han elogiado la decoración contemporánea y de buen gusto del establecimiento, así como la atención y el servicio amable y atento del personal.

Además, el menú degustación de 10 platos, inspirado en la cocina catalana, ha sido descrito como una aventura de sabores, texturas y aroma, con una cuidadosa selección de ingredientes y maridaje de vinos. Los clientes destacan el ritmo adecuado de la comida, que les permitió saborear y apreciar la complejidad y profundidad de los sabores.

Cinc Sentits es un destino gastronómico que no se debe perder para aquellos que buscan una experiencia culinaria excepcional en Barcelona.

Información

Nombre Cinc Sentits
Categoria Restaurantes de alta cocina en Barcelona
Ciudad Restaurantes en Barcelona
Sitio web cincsentits.com
Teléfono 933239490

Horario

Lunes Cerrado
Martes 13:30–14:30 | 20:30–21:30
Miércoles 20:30–21:30
Jueves 13:30–14:30 | 20:30–21:30
Viernes 13:30–14:30 | 20:30–21:30
Sábado 13:30–14:30 | 20:30–21:30
Domingo Cerrado

¿Cuál es su horario hoy?

Hoy viernes, Cinc Sentits abre a las 13:30, mira su horario semanal aquí

¿Abre los domingos?

No, no abre los domingos

¿En que calle se ubica?

Está en C/ d'Entença, 60, 08015 Barcelona

¿Cuál es el teléfono de Cinc Sentits?

Para contactar con por barcelona deberás llamar al 933239490

¿Cómo lo valoran sus clientes?

4 de cada 5 personas recomienda Cinc Sentits y tiene una puntuación de 4.7 sobre 5

¿Cómo contactar con Cinc Sentits ?

Ubicación

Opiniones y comentarios

Na

Nader hace 10 meses en Reseñas Cinc Sentits
Fantástica experiencia, desde el momento en que caminas hasta el restaurante desde la calle a través de todos los cursos hasta el final. Cuando terminamos y salimos del restaurante, me había olvidado que estaba en Barcelona, ​​la experiencia te transporta a otro lugar. Recomiendo encarecidamente hacer el maridaje de vinos. Tuve la oportunidad de probar vinos con sabores que nunca antes había probado. Sobre todo, esta nunca fue una experiencia gastronómica tensa sobre cómo disfrutar la comida. Hacen recomendaciones sobre la mejor manera de experimentarlo, pero repetidamente nos dijeron que, al final, el objetivo es simplemente disfrutar.

A.

A. hace 10 meses en Reseñas Cinc Sentits
Mi esposa y yo tuvimos el placer de cenar en Cinc Sentits durante nuestro reciente viaje a Barcelona y sin duda fue una experiencia memorable. Desde el momento en que entramos, nos recibió un ambiente relajado que inmediatamente nos tranquilizó y marcó la pauta para una velada excepcional. La decoración es contemporánea y de buen gusto, con un toque de encanto catalán, que refleja la esencia innovadora pero tradicional de la cocina. El personal fue amable, informado y atento sin ser entrometido, haciéndonos sentir valorados y bien atendidos. La estrella de nuestra visita, sin embargo, fue la comida. El establecimiento con estrella Michelin del chef Jordi Artal realmente está a la altura de su reputación. El menú degustación, inspirado en la cocina catalana, fue un viaje de sabores, texturas y dicha aromática. Cada plato fue cuidadosamente diseñado, bellamente presentado y absolutamente delicioso. Estaba claro que los ingredientes se obtuvieron con cuidado y que el maridaje de vinos se seleccionó por expertos para complementar cada plato. Uno de los aspectos más notables de nuestra experiencia fue el ritmo de la comida. Nunca nos sentimos apurados, y cada plato se sirvió en el momento justo, lo que nos permitió saborear y apreciar la complejidad y profundidad de los sabores. Si bien es una experiencia gastronómica de alto nivel, el ambiente relajado en Cinc Sentits nos hizo sentir cómodos y como en casa. Era la combinación perfecta de sofisticación y comodidad, un entorno íntimo para una noche encantadora. En conclusión, Cinc Sentits ofrece una experiencia gastronómica única que combina sin esfuerzo tradición e innovación. El nivel de detalle y cuidado que se pone en cada aspecto de este restaurante es verdaderamente impresionante. Recomiendo encarecidamente Cinc Sentits a cualquiera que busque una aventura culinaria en Barcelona. No es solo una comida; es un viaje delicioso para tus sentidos. ¡Ya estamos ansiosos por nuestra próxima visita!

Fl

Florence hace 11 meses en Reseñas Cinc Sentits
Una cena con el chef Jordi Artal se presenta como una especie de escenario teatral. Fachada ligeramente escondida, aperitivo servido en una primera sala, antes de entrar en el propio restaurante. Un menú degustación de 10 platos, en torno a la cocina catalana, compuesto únicamente por ingredientes de temporada y de proximidad. La oportunidad de descubrir la pesca de Palamós, la langosta gallega -una maravilla- la ternera rubbia gallega, o incluso la torrada de Santa Teresa. Unos platos un poco salados para nuestro gusto.

Do

Dominique hace 11 meses en Reseñas Cinc Sentits
Impecable desde la recepción hasta la salida. Definitivamente tome el maridaje de vinos: ¡una experiencia muy especial con un valor agregado absoluto!

이예돌 hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
estuvo bien Teníamos un menú de degustación e incluso hicimos maridaje de vinos. la explicacion estuvo genial Pero el pelo salio en el segundo menu adjunto la primera imagen No me sentí bien porque no respondí bien.

Jo

Jordi hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Hemos hecho un almuerzo con los hermanos Y uno de ellos ha tenido la brillante idea de ir el Cinc Sentits. Sólo puedo decir que he quedado maravillado, entorno, atención y cómo no, el abanico de sabores y la historia familiar plasmada con gusto en unos platos acompañados de una buena presentación. Fantástica experiencia y la palabra TOP queda pequeña.

Al

Albert hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Increíble experiencia gastronómica. Ingredientes interesantes, hermosa presentación, excelente servicio y, por supuesto, delicioso. Mi grupo quedó muy impresionado, ¡este restaurante merece cada estrella que tiene!

G

G hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Es asombroso. El segundo mejor 2* en el que he estado. Tomó el menú largo acompañado de vino y disfrutó cada plato. El servicio fue excelente. Cada uno de los varios camareros atendió la mesa en diferentes etapas. Las tarjetas explicativas de los platos fueron otro punto a favor.

Di

Diego hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Espectacular lugar y lograda ambientación para que únicamente te centres en lo más importante, los sabores. Fue un menú degustación de 10 platos con maridaje de vinos. Empezamos el viaje por los sabores iniciando con un aperitivo exquisito de tres piezas. Luego fuimos a otro ambiente, sentándonos en el salón principal, a degustar el resto de platos. No sabré detallar con exactitud las delicias que nos sirvieron, pero hubo un poco de todo y de primerísima calidad. Crocant de gamba, foie gras en huevo, el pan estaba acompañado de una mantequilla divina y aceites Arbequina y Picual. Era impresionante notar como los sabores variaban en cada mordisco mezclándose diversas tonalidades que no pugnan por sobresalir, sino que van cediendo su lugar las unas a las otras. A continuación nos sirvieron una sopa de cebolla con una bola de queso gratinado relleno y trozos de cebolla asada con trufa (esta descripción queda algo triste en comparación con la realidad del plato). Después, bogavante. Espléndido, servido sobre su pata y en otro plato con un lecho de arroz y unas cuantas exquisiteces más que no alcanzo a recordar pero de cuyo sabor seguimos deleitándonos (fue el plato que más nos gustó). Un rodaballo suculento y suave en láminas de setas... Probamos un ciervo marinado en chocolate blanco y cubierto en polvo de frutos rojos... Luego un similar de torrija y finalmente un requesón con miel y virutas de frutos rojos hidrogenizados. Una maravilla culinaria bien casada con un surtido de vinos blancos y tintos excelentemente seleccionados que acompañaban a cada bocado. Para acabar, café peruano. El servicio estuvo a la altura del lugar y la comida. Trato excelente, buenas explicaciones y consejos sobre cómo sacarle el mayor partido a aquellos platos y se ocuparon por que no nos faltara de nada. (Un precioso detalle ver nuestra mesa adornada con pétalos de rosa). También nos sirvieron un cóctel de ratafía, cointreau y ginebra, al cual sugerí que podían nombrarlo "mordisco de naranja", suena como sabe, muy rico. Los baños (debo decirlo) tienen una inspiración japonesa que me resultó conocida y me alegré también por ello. Nos fuimos muy satisfechos con la sensación de que volveremos.

Sh

Sheila hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
La comida exquisita, como se espera de un lugar de este estilo. Sin embargo, no le doy las 5 estrellas dado que el servicio no estubo a la altura: en dos o tres platos los tiempos de espera fueron excesivos. Además, uno de los platos principales era servido con trufa blanca que se servía en un segundo tiempo. Esperamos a que no las sirvieran y viendo que no lo hacían, tuvimos que reclamarla. Creo que ésto es inadmisible en un lugar así en el que esperas que el servicio sea perfecto. Por el resto de servicio, muy atentos y serviciales. Por otro lado, quiero felicitar al someliere, puesto que el vino con el que acompañamos, siguiendo su recomendación, era espectacular.

Jo

Josh hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
¡Me encantó este restaurante con dos estrellas Michelin! La cena es muy larga, así que prepárate para una comida de 3 horas.

Se

Sean hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Buena comida y servicio decente. La recepción es agradable y la historia del chef es hermosa. Esperaba un poco más de las 2 estrellas, 2 soles y todas las críticas favorables. Así que me fui un poco decepcionado.

Gu

Gualberto hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Sinceramente, algo decepcionante. Sabes que vas a un 2 estrellas Michelin y esperas una experiencia sublime y que te sorprenda, al final no vas sólo a comer, experimentar sensaciones que otros sitios no te pueden ofrecer. Llegamos al local, nadie en la puerta. Tocamos en el timbre (fuerza escondido por cierto), no contesta nadie. Al final tocando la puerta, vemos que está abierta, entramos en la recepción, nadie por atender. Esperamos 5 minutos y al final nos damos cuenta de que hay un pulsador que abre una puerta, aparece una trabajadora que, sorprendida, nos pregunta que cómo hemos entrado... nos quedamos muy sorprendidos. Pasamos a la primera sala donde se realiza la experiencia de los entrantes. Fuerza flojos, no sorprenden. La decoración, extremadamente minimalista y fría, que esto va a gustos, pero me pareció muy oscuro el ambiente. El local es muy sobrio, que no es que sea malo, pero se echa de menos un poco de calidez. La atención al inicio, muy correcta, pero a medida que va pasando la noche, es cada vez más dispersa, correcta, pero la sensación que transmiten es de poca pasión (exceptuando una de las trabajadoras, que fue muy amable y atenta) . Los platos, poco impactantes, a nivel de presentación muy cuidados, pero se sabores muy planos, neutros, falta el toque que digas: "ostras, me ha sorprendido". El giro fue al final de la cena, nos indican que ya hemos llegado al final de la experiencia (cogimos el menú degustación largo, sin maridaje). Nos entregan el obsequio, pero no nos indican si queremos pedir algo más (que tampoco sabemos si había opciones). Luego nos quedamos "abandonados", nadie nos atiende ni nos indica si debemos pagar a la mesa. Al entrar hemos visto que hay una especie de TPV en la entrada, y, ante la falta de atención, decidimos levantarnos e ir hacia la entrada para ver si nos cobran allí al entregar los abrigos. De malas formas, nos interpela a un trabajador diciendo "¿Dónde vais?", le indicamos que queremos pagar y nos dice "Esto se paga en la mesa" con un tono despectivo y muy desagradable. Por el precio (400€ euros por dos personas), me ha decepcionado mucho, creo que está sobrevalorado. Era un regalo de cumpleaños y salimos muy decepcionados. No volveremos.

Su

Suus hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Excelente experiencia, platos muy sabrosos y bien presentados en un ambiente relajado por personal profesional. También tenía el maridaje de vinos que realmente puedo recomendar. ¡¡Vale la pena una visita!!

Be

Begum hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
El concepto “del pueblo a la ciudad” hace que el inicio sea único. Degustamos diferentes sabores de la región en un montaje sencillo y elegante! Los vinos combinados con cada plato fueron geniales. Si bien el sabor es el principal impulsor de 2 estrellas Michelin, todavía tenía expectativas más altas con la música, el ambiente y la presentación. Un lugar muy recomendable!

Ol

Oliver hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
El restaurante te explica los orígenes de como se creó cada sensación que puedes sentir, oler, degustar. Esta es mi segunda ocasión para un cumpleaños y cuidan casa uno de los detalles deteniéndose en los productos de proximidad y de temporada por lo que el menú es completamente diferente cada vez que los visitas. La atención es increíble, estar allí es trasladarse a otro planeta. Espero volver pronto

Sílvia hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Segunda vez que vamos. La comida igual de espectacular, ahora bien el servicio distinto por eso le bajo una estrella. Una cena de este estilo me esperaba que me atendieran con mi idioma y no ha sido así.

Mi

Michael hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Restaurante muy sencillo y elegante con mesas bien espaciadas para crear este espacio de privacidad e intimidad entre ellos, todo el personal es muy amable y servicial y muy atento al servicio al cliente. Lástima que los cursos (especialmente los platos principales) generalmente no nos entusiasmaron, por lo que no hubo esta conexión de gusto que esperábamos tener expectativas bastante altas hacia un michelin.

Cl

Click hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Antes de nada, pongamos la opinión en contexto: restaurante dos estrellas michelin (hay aproximadamente solo unos 40 en toda España) y menú a 169€ por persona. Esto para justificar la valoración. En cuanto a mi experiencia: Restaurante muy elegante, aunque algo sobrio y de ambiente algo frío. En varias ocasiones muy ruidoso debido a una mesa grande en un comedor privado al lado de la cocina. Desde la sala se podían oír sus ruidos y gritos. Esto no me parece normal, y algo que el restaurante debería analizar. Servicio sumamente mejorable, no propio de un dos estrellas Michelin. Son múltiples detalles que podría comentar, y hacerse eterno el review. Para mi el peor de todos, es que al pedir que vinos había en el maridaje, tuviera que hacerlo hasta dos veces pues el camarero se negaba a decirlos ya “que es una sorpresa”. Esto fue surrealista. Si uno pide que vinos son, es lógicamente para valorar si pagar el maridaje u optar por botella. Y para evitar las sorpresas. Carta de vinos interesante, con muchas y variadas referencias. El servicio de vino muy atento, y perfecto al recomendar uno de los dos vinos que tomamos con un determinado plato. El único “pero” es tener en carta referencias sin stock. Más cuando la carta es digital, pues es cuestión de minutos cambiarlo. El maridaje a 89€ me parece elevado, pero actualmente son los precios estándard e incluso barato con los vinos que ofrecía. Precios de vinos por botellas muy razonables, y con algunas añadas antiguas a excelente precio. Tomamos un Viña tondonia 2003 blanco por unos 90€, y vi en carta la Basseta 2011 a unos 90€ (creo recordar). Sobre la comida, decir que es muy elaborada y todos los platos muy bien pensados en cuanto a elaboraciones, técnica y sabores. Pero no hay muchos platos con ese efecto de dejarte con la sensación de repetir, algo que si me ha pasado en otros restaurantes con una o dos estrellas. Los aperitivos son un perfecto ejemplo, pues los encuentro muy mejorables. Esa primera impresión de la comida, es algo decepcionante. Sobre el precio: considerando el aumento de precios en todos los restaurantes de este tipo en este último año, me parece excelente relación precio calidad. Más en una ciudad como Barcelona. A modo de resumen, a nivel personal no me ha gustado la experiencia, no repetiré y el servicio es muy flojo con muchos detalles impropios de un restaurante de este tipo. A lo mejor no fue su día, pero no es un 2*. Lo siento mucho.

Da

David hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Superó mis expectativas. Desconocía totalmente la existencia del Restaurant Cinc Sentits y he de decir que me ha dejado sin palabras, superó mis expectativas. El nombre del restaurante describe exactamente la experiencia. Gastronomía principalmente tradicional, obviamente con el trabajo de orfebrería que le corresponde a un “dos estrellas”. La calidad del producto, de la creatividad y presentación de los platos es espectacular. La línea del menú muy coherente, siguiendo la historia que nos quiere dar a conocer el chef Jordi Artal, de sus raíces, sus viajes y su trayectoria. Tres horas y media de experiencia en un local cuidado hasta el último detalle, íntimo, sofisticado y minimalista. En la sala que estuvimos cada mesa estaba estratégicamente colocada y aisladas del resto, una sensación de exclusividad para disfrutar aún más de la experiencia. Quiero destacar también todo el servicio, bien recomendados en todo momento tanto en comida como en maridaje. Después de haber visitado varios restaurantes de similares características en Barcelona, puedo decir que es el que más me ha gustado, el más afín a mi paladar. No puedo decir nada malo, todo son buenas palabras. Estoy seguro de que repetiré.

Cl

Claus hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
¡Wow solo wow! Una gran experiencia gastronómica, tanto gustativa como visual. Alta calidad. Servicio formal y profesional del equipo de atrás, pero aún cálido y amigable, con espacio para una sonrisa y una carcajada. ¡Nos veremos otra vez!

Sv

Sven hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Wow, qué noche de alta cocina en Barcelona ?? Todos los platos y todos los vinos son catalán puro y fue tan, tan súper sabroso ?

Ir

Irene hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
De los mejores restaurantes estrellados que hemos estado en Barcelona. El servicio impecable, estancia agradable e intima y lo mejor el menú. Directos al largo, por dos platos menos no se pierdan el largo; presentación y sabor exquisito. Repetiremos sin duda. Gracias!

Ma

Marian hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Excelente experiencia gastronómica desde que entras por la puerta hasta que te vas. Presentaciones creativas, buen personal y un descanso de la comida tradicional catalana.

Ma

Maikel hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Para mi es el mejor restaurante con Estrellas Michelin por su relacion calidad-precio. Sus dos Estrellas Michelin dejan claro que estamos hablando de uno de los restaurantes punteros de Barcelona. Pero lo bueno de este local es que a pesar de su alto nivel, de su decoración minimalista y moderna y de su alta cocina de vanguardia es seguramente en el que mejor me he sentido acogido y deja de lado ese aspecto un poco " estirado" o "elitista" de muchos de sus competidores y me sentí muy bien atendido de forma muy cercana, amable y sobretodo sencilla. Además su menú degustación ofrece dos opciones en la que hay uno con 10 platos y el otro con 8 platos permite rebajar un poco el presupuesto ( al igual que en el maridaje) quedando igualmente plenamente satisfecho. La selección de vinos es muy buena y recuerdo muy gratamente el cava en el plato de bienvenida que era excelente ademas del blanco que me aconsejaron del cual por desgracia no recordé anotarlo y desconozco su nombre. Para mí una de las primeras estrellas Michelin que hay que probar en Barcelona para empezar con buen pié.

Gr

Griselda hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Una experiencia que activa todos los sentidos! Desde el momento que entras empieza la narración de una historia perfectamente ligada con la que el chef quiere adentrarte en sus orígenes, a través de unos platos EXQUISITOS con producto inmejorable. Esta experiencia se magnifica además, si decides acompañarlo con el maridaje, compuesto por unos vinos super especiales y diferentes. De esos lugares que hay que probar y si es más de una vez en la vida, mucho mejor! Mención especial e importantísima a todo el equipo de sala, nos han tratado increíblemente bien y nos han hecho pasar un gran rato. Volveremos!

Da

Daniel hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Experiencia inolvidable. No vas a comer, vas a disfrutar de la comida y de la atención personalizada. Es caro, pero 100% recomendable

So

Sofiat100 hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Fue una gran experiencia. Todo fue planeado artísticamente, desde que entras al restaurante hasta que te vas. ¡Felicidades a todos, pero especialmente al chef y su equipo!

Ga

Gabriel hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Excelente atención ,cuidan de cada detalle a la perfección la experiencia inigualable ,los.sabores y el concepto de cada plato es único.

Jo

Josep hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Hemos recomendado y ha sido una experiencia sensacional. El menú muy acertado y en el que trabajan tanto la vista como el gusto y el equilibrio de los ingredientes y vinos. Nos hemos oído como en casa.

M

M hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Sentimientos encontrados. La comida está muy bien presentada, pero algunos de los platos no eran excepcionales ni alucinantes: la sopa de puerros carecía de condimentos, la vieira sobre puré de alcachofas de Jerusalén no es una idea novedosa, ni tampoco lo es la ternera estofada a las 12 horas. He probado interpretaciones decentes de estos combos en algunos pubs gastronómicos de Londres donde se servían a un precio mucho menor pero con un sabor no menor. El baño puede necesitar algunos refinamientos para llevarlo a un establecimiento de 2 estrellas Michelin: las toallas se sienten como si hubieran sido lavadas demasiadas veces, una buena vela y jabón y crema de manos de alta gama habrían sido un buen toque. Incluso el breve menú de degustación tarda un poco en completarse. Llegamos a las 8:45 pm y nos fuimos a las 11:30, más que cansados. Había espacios innecesariamente largos entre algunos de los platos. El servicio fue amable pero algo desorganizado, los camareros no estaban seguros de si ya tenía un curso y traían una explicación para el próximo antes de que tuviera el anunciado anteriormente. Esto le sucedió a algunos de los invitados. Los únicos que cumplieron constantemente fueron los sumilleres, especialmente el caballero de Francia que parecía tener realmente la mente de servicio del estándar Michelin. Como punto positivo, destacaría el cuidado y la atención que el equipo le dio a mis requerimientos dietéticos. Estos fueron debidamente anotados antes de nuestra visita y bien atendidos durante toda la cena. En general, el establecimiento probablemente tiene potencial, pero necesita una mejor atención a los detalles para que el restaurante esté en línea con el estándar de 2 estrellas. Más creatividad en los combos de sabores, refinamiento del ambiente y mejor coordinación del personal.

La

Laura hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Es una experiencia única que todo el mundo debe vivir al menos 1 vez en su vida. Está todo super cuidado para que disfrutes hasta el más mínimo detalle, desde la atención del personal hasta la comida, que estaba espectacular. Muy recomendable!

Mi

Miriam hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
una cocina de autor arraigada en nuestras tradiciones gastronómicas. una experiencia inolvidable, una sucesión de platos con personalidad, un ambiente agradable y un servicio profesional y cálido. un conjunto diseñado para aportar sensaciones nuevas y despertar los cinco sentidos. MENU LARGO APERITIVO / BIENVENIDA _ aceituna faifó con romero _ falsa piedra de sofrito de tomate . gelatina de perejil . anchoa San filippo _ chicharrón de pollo . paté . emulsión de piñones . ciruela pasa en vino rancio PORRUSADA GAMBA DE PALAMOS CEBOLLA DE FIGUERAS VIEIRA TERNERA MEDIEVAL TRUCHA DEL PIRINEO CERDO DE SAGÁS MANDARINA HIGO ÚLTIMAS TENTACIONES

Ky

Kyl hace 1 año en Reseñas Cinc Sentits
Estábamos muy emocionados de comer aquí y llegamos media hora antes de que abrieran y éramos los dos primeros en la fila. Cuando nos saludaron inicialmente, el anfitrión reconoció nuestras restricciones dietéticas y nos llevó al área de entrada donde nos recibieron con bocadillos. La primera ronda de bocadillos que se trajeron se llevó a la cocina debido a nuestras restricciones dietéticas. Cuando nos sentamos, el Maitre D se acercó para hablar sobre la comida, preguntó qué tan serias eran nuestras alergias alimentarias y preguntó si estábamos celebrando algo; estábamos en nuestra luna de miel. A lo largo de la noche se hizo evidente que esta conversación no se transmitió a nadie más. El menú no aparece como un menú real, sino como una lista de ingredientes. Esto complicó el proceso cuando nuestro servidor nos preparó para un curso, pero mientras esperábamos dicho curso, regresó para servir vino para el siguiente curso pensando que acabábamos de terminar el último. Tuve que señalar que todavía estábamos esperando la inicial. Después de que terminamos la comida y nos dieron una copia del menú, cuando salimos del restaurante me di cuenta de que el servidor se había saltado por completo el primer curso de maridaje de vinos. Los menús son importantes, mantienen al personal responsable. La cocina estuvo atrasada toda la noche, lo que significaba que teníamos que esperar mucho tiempo entre platos. Nos sentamos a beber pacientemente nuestra agua y seguimos teniendo que pedir recargas a medida que el tiempo de espera entre platos se hacía cada vez más largo y el personal cada vez más escaso. Todo esto fue yuxtapuesto por un amigo del restaurante sentado en una mesa junto a nosotros que fue muy bien atendido, lo cual no fue nuestra experiencia. Nuestra experiencia incluyó cristalería sucia, que tuvo que ser reemplazada dos veces y la segunda vez que pregunté me explicaron que el cristal no estaba sucio, solo mal pulido. Entendí esto y también entendí que estaba sentado en un restaurante de 2 estrellas Michelin y me servían una comida en una vajilla que solo se veía sucia. Mientras esperaba el último plato, expresé nuestra frustración por lo lenta que había sido la noche, el Maitre D 'me preguntó si eran "demasiados platos para nosotros". Después de que se alejó, le dije a mi esposo que realmente no les importaba. Cuando llegó el plato final, la persona que sirvió la comida la dejó caer sobre nuestra mesa, después de que regresó con un plato nuevo, tuve que pedir que limpiaran la comida salpicada en la mesa. Al final de la comida, cuando pedí la cuenta para irme, el chef salió para preguntar qué había sucedido y explicar la situación, se agradeció, pero obviamente la mayor parte de nuestra frustración no se le había transmitido. En general, la experiencia estuvo plagada de pequeños errores por parte de todo el personal del frente de la casa. La falta de comunicación exacerbó la situación y cuando se abordó la respuesta del restaurante fue didáctica.

¿Lo conoces?

Deja tu reseña sobre Cinc Sentits

Otras alternativas cerca en Restaurantes en Barcelona

Te recomendamos otras opciones o que veas la lista de Restaurantes de alta cocina en Barcelona de abril de 2024